Fondo de sillas de oficina

Este año está siendo muy distinto para todos y algo que se ha visto incrementado muchísimo ha sido el teletrabajo. Tener que adaptar nuestra casa para poder trabajar de manera cómoda se puede convertir en todo un reto cuando se trata de casos en que solo se dispone de una sola habitación o dos en casa.

Por ello, en esta publicación hemos querido realizar una búsqueda de uno de los elementos que más nos van a ayudar en esta travesía llamada teletrabajo: las sillas. Analizamos qué aspectos deben tener, qué debéis buscar y qué tipo de silla puede amoldarse más a vosotrxs.

Características esenciales

Para empezar analicemos qué características deben tener para que cumplan con la normativa vigente de la prevención de riesgos laborales pero, sobre todo, para estar cómodos en el lugar en el que pasamos la gran parte de las horas del día.

Ergonomía en el teletrabajo

La ergonomía consiste en el hecho de que aquel material que utilizamos se adapte perfectamente a nosotros de manera que sea adecuado para nuestro físico y para el uso que le vayamos a dar.

Tal y como hemos comentado, uno de los puntos más importantes es que estéis cómodxs utilizando esta silla puesto que es donde estaréis sentadxs la gran parte de vuestro día. Por ello debéis mirar ciertos aspectos básicos y que resultan un poco más personales para tener claro lo que queréis.

Altura e inclinación

La silla que escojamos nos debe permitir subir, bajar y si es posible, regular la inclinación de la silla. Esto nos permitirá en todo momento ajustar la altura de nuestra vista hacia la pantalla del mismo modo que nos ayudará a regular la lejanía de nuestros brazos hasta el teclado y la pantalla.

Se recomienda una altura en la cual la pantalla se encuentre al nivel de los ojos y que nosotros estemos por lo menos entre 50 y 60 centímetros de la pantalla, de manera que si estiramos los brazos no lleguemos a tocarla.

Silla de teletrabajo totalmente reclinable
Silla totalmente reclinable

Podéis leer algunos consejos sobre cómo sentarse y otros aspectos importantes al realizar teletrabajo en este interesante artículo de un fisioterapeuta.

Reposabrazos

Por lo general las sillas disponen de reposabrazos pero puede que no sea una característica que queramos tener. Ya sea por vuestra altura o por el tipo de trabajo que tenéis que realizar tal vez os resulten más molestos que útiles.

Por ello os incitamos a revisar que aquella silla que queráis comprar para el teletrabajo o bien disponga de reposabrazos o que se puedan quitar o añadir a gusto.

Siempre recomendamos el hecho de que la silla disponga de ellos pero, en el caso de que en nuestro trabajo nos tengamos que acercar más a la mesa, que estos se puedan quitar resulta una gran ventaja.

Reposacabezas

Cojín cervical para las sillas
Ejemplo de cojín cervical

Otro aspecto importante de la silla es el reposacabezas. Muchas de las sillas consideradas como correctas según las normas de la prevención de riesgos laborales son de altas hasta los omóplatos, de manera que si dejamos caer el cuello hacia atrás no hay nada que lo recoja.

Si no solemos sentarnos de manera totalmente recta no resulta un aspecto fundamental pero el hecho de que exista esta particularidad en nuestra silla puede permitir corregir nuestra postura y así conseguir descansar tanto la cabeza como el cuello cómodamente.

Apoyo lumbar

Uno de los puntos más importantes que debe tener nuestra silla para que el teletrabajo no nos pase factura con los años es un buen apoyo lumbar.

La gran mayoría de las sillas ya incorporan este tipo de descanso lumbar, pero en algunos casos existe de modo rígido en la silla mientras que en otros existe a modo de cojín. Aquí podéis ver un ejemplo:

Sillas para teletrabajo con cojín y con respaldo rígido
Silla con cojín y silla con respaldo rígido

Nosotros recomendamos las sillas en las que el apoyo lumbar se resuelve con un cojín porque nos da más comodidad de ajuste al permitirnos mover o quitar dicho material y así poderlo regular de la forma que nos resulte más cómoda.

Pero como hemos dicho al principio, es un aspecto personal que debéis tener en cuenta y saber qué os gusta más cuando vayáis a por vuestra silla. Os recomendamos que si no sabéis qué preferís, probéis alguna de estas sillas antes de tomar alguna decisión.

Material de fabricación

Dos aspectos fundamentales que tiene que tener la silla en la que vamos a pasar la gran parte del día sentados son que sea transpirable y que el material sea resistente y de buena calidad. Aquí os explicamos un poco lo que tenéis que buscar.

Transpirable

Silla transpirable de poliuretano

En ciertas épocas del año el material con el que una silla está fabricada no resulta importante, pero cuando llega el verano es cuando realmente nos damos cuenta de qué es lo que echamos de menos. Además de que tenéis que buscar que la silla no disponga de demasiado cojín acolchado (porque luego se da de sí), tenéis que buscar que no resbale y sea transpirable.

El hecho de que el material de una silla sea transpirable evitará que en esos momentos de mayor calor en los que tenemos que pasar horas pegados a la silla no nos quedemos realmente «pegados» y así evitar las típicas manchas de sudor o ese irritante sonido cuando nos levantamos de la silla y estamos sudados.

Los materiales que más se recomiendan son el poliuretano y el PVC ya que favorecen la transpiración y pueden dar hasta un toque elegante. El famoso cuero puede resultar elegante pero, como os hemos comentado, en verano resultará pegajoso.

Resistente

Pese a que parece muy evidente, buscar una silla resistente debe ser uno de nuestros principales objetivos. Y cuando hablamos de resistencia en una silla no sólo nos referimos a que nos dure años.

Imagen de hombre probando la resistencia de la silla con un bazooka

Este tipo de sillas por norma general aguanta varios años a no ser que la usemos de manera muy basta (como en la imagen de arriba), pero de todas maneras tenemos que asegurarnos de qué peso es capaz de aguantar la silla.

A parte del peso, buscar que tanto la mecánica que nos permite subir y bajar la altura de la silla como la palanca y las ruedas sean de buen material como por ejemplo nylon y poliuretano es un aspecto importante para que el funcionamiento y movimiento con la silla nos resulte cómodo.

Nuestras propuestas

Teniendo en cuenta todas estas características mencionadas hemos seleccionado 5 sillas que te pueden resultar perfectas para desarrollar teletrabajo de la manera más cómoda posible.

SONGMICS OBG56L

Para aquellas personas que busquen la comodidad de una silla para hacer teletrabajo sin tener que irse a las típicas opciones de «gaming» ya sea por los colores o por la forma de esta, encontramos en la marca SONGMICS una buena opción tanto en calidad como en precio.

Con ruedas de poliuretano que facilitan el movimiento, reposacabezas cómodo y recubierta enteramente de PU, con máxima carga de 150kg de peso y un material de base de acero tenemos una buena silla para teletrabajo por menos de 100€.

La única cosa que podemos destacar como «negativa» es que el respaldo es de 71 centímetros de alto y eso hace que las personas que miden más de 1.75 metros de altura puedan no estar del todo cómodos ya que puede provocar que el cabezal quede a la altura de los omóplatos.

IntimaTe WM Heart

Una opción que resulta más o menos igual de económica que la anterior y tiene un diseño más formal y elegante es la silla IntimaTe WM Heart. Con un color oscuro, de poliuretano y nailon para la estructura tenemos una silla sencilla, cómoda y muy fácil de montar.

El diseño de ésta ya se ve ligeramente más dirigido a las sillas «gaming» pero en color negro conserva el toque clásico con el apoyo lumbar fijo.

Los reposabrazos son regulables y acolchados de cuero artificial y tanto el apoyacabezas como el asiento que utilizamos son de cojín esponjoso de alta densidad.

Algo que tal vez echamos de menos es el apoyo lumbar, debido a que éste se encuentra fijo en la silla y no tenemos un extra de comodidad más allá de la típica de este tipo de sillas.

Drift DR125BL

Entrando en materia de las sillas «gaming» encontramos una opción muy buena, con material de gran calidad y a un precio que dentro de lo que cabe no es muy caro. Por 140€ encontramos una silla cómoda y con muy buenas críticas.

La conocida marca Drift en el mundo de las sillas gamer ofrece una silla de polipiel con reposabrazos ajustables en 2D (es decir, hacia arriba y hacia abajo), una base de metal y el asiento basculante de modo que podamos regular la inclinación totalmente hasta quedar tumbados.

Del mismo modo que con la primera silla, queremos destacar que la altura de su respaldo es de 185 centímetros, de modo que igual que con la primera tendríamos problemas si somos más altos de 1.70 metros, con esta tendremos problemas si somos más bajitos que esa altura.

Tresko

Esta silla catalogada como «silla de escritorio gamer profesional» es una gran opción que podemos encontrar tanto en ergonomía como en precio.

Con un respaldo totalmente reclinable, unos reposabrazos ajustables en cuanto a altura y con un cojín lumbar y otro como reposacabezas (aunque está más bien orientado a reposanucas) encontramos una opción muy barata y de una calidad muy buena.

Algo que tenemos que destacar es que el peso máximo que aguanta es de 120 kilos, pero a diferencia que con las sillas mencionadas antes, no tiene problemas aparentes con la altura y su respaldo.

Fixkit

Si buscamos una silla ergonómica y que se adapte nuestro cuerpo, creemos que no hay muchas opciones que puedan resultar tan buenas como ésta. Pese a no ser una marca de renombre, Fixkit ofrece una silla totalmente flexible.

Tanto la altura, los apoyabrazos y el respaldo son regulables de modo que podemos adaptarla a nuestra espalda perfectamente de manera que podamos realizar nuestro teletrabajo de la manera más cómoda posible. Además nos permite deslizar el asiento hacia adelante y hacia atrás.

El reposacabezas es de poliuretano, lo cual garantiza comodidad al apoyarnos en él, mientras que la gran parte de la silla está recubierta de malla la cual cosa también asegura que sea totalmente transpirable y no nos dé calor.

De nuevo, ojo con la altura ya que aunque su respaldo no es un inconveniente debido a que el cabezal se puede regular, no es recomendada a personas de menor tamaño de 1.80 metros ya que puede provocar que los pies nos queden colgando.

Markus

Silla Markus de Ikea cómoda para teletrabajo

Pese a que esta silla no la podemos encontrar en Amazon y por lo tanto no os podemos poner un enlace directo a ella desde aquí, la silla Markus de Ikea es una muy buena silla de oficina que tener en cuenta.

Pese a que tiene un soporte lumbar fijo que no podemos regular, ofrece comodidad al adaptarse a la gran mayoría de espaldas y un cabezal fijo bastante ancho que, siendo más o menos altos nos cubrirá bien la cabeza, pero tened en cuenta que no se puede quitar.

También tiene un respaldo totalmente transpirable y podemos decidir si queremos que el asiento sea de cuero o de la misma tela transpirable. Además, los reposabrazos se pueden quitar de la misma manera que las otras sillas expuestas aquí.


Esperamos que os haya gustado este post y que si estáis buscando una silla para el teletrabajo, hayáis podido aliviar dudas y de esta manera consigáis encontrar vuestra silla ideal.

Si te ha gustado la publicación quizá también te gusten:

Un comentario sobre “Sillas para el teletrabajo en 2020: ¿Qué debes buscar?”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *